LA HISTORIA DE LA BARBACOA

Cocinar productos con el calor del fuego se remonta a hace miles de años con el  descubrimiento del fuego por el ser humano.

Pero si nos centramos exclusivamente al procedimiento que conocemos actualmente como barbacoa, podemos decir que los primeros en utilizar esta técnica de cocinar fueron los taínos.

Los taínos eran un pueblo asentado en las islas del Caribe, los cuáles usaban un artilugio de leños verdes que situaban sobre las llamas de un fuego hecho en una fosa para cocer la carne de sus cacerías. A este artilugio lo llamaban barbacúa.

Con la llegada a América de los españoles, la palabra barbacúa se castellanizó y pasó a usarse para describir la técnica de cocción a través del calor de las brasas.

A pesar de haber testimonios sobre esta forma de cocinar de los taínos, sigue existiendo controversia sobre quiénes fueron los primeros en utilizarla.

Lo que sí está claro es que se trata de una técnica de cocinar procedente de la América prehispánica  donde muchos de los pueblos indígenas excavaban un hoyo en la tierra a partir del cual cocinaban la carne.

Debido a la gran variedad de pueblos que habitaban América, hay variaciones en la forma, unos sobre leños, otros sobre piedras. Algunos las cocinaban en la superficie, encima de artilugios parrilleros primitivos y otros las enterraban bajo tierra envueltas en hojas de plátano o agave, dejándolas asarse durante muchas horas.

En este sentido, existe una técnica utilizada por el pueblo Maya, que fue uno de los pueblos más importantes de América. La técnica Maya consistía en cavar un hoyo de un metro de profundidad y modelar en él un horno de forma cilíndrica. Colocaban carbón, leños verdes, un bol de cerámica que recogía los jugos de la carne y otra fila de leños sobre la que colocaban la carne envuelta en hojas de agave. A día de hoy esta técnica se sigue usando en algunos lugares de México.

 

El paso de los siglos ha hecho que la forma de hacer las barbacoas haya ido evolucionando.

En cuanto al combustible utilizado, el paso del tiempo ha hecho que de poder usar únicamente leña, actualmente podamos usar otros combustibles como carbón o gas, que hacen que las barbacoas se hagan de manera más sencilla y rápida.

Pero existe un elemento básico en cualquier barbacoa del que también existe controversia sobre su origen y es la rejilla.

Sobre la invención o utilización de la rejilla existen diversas teorías al respecto:

  • Presos uruguayos. Hacia 1832 se produjo una amnistía en Uruguay. Miles de presos quedaron libres. Para celebrarlo, se dice que uno arrancó la puerta de su celda y la usó para asar carne de vacas que robaron en los alrededores de la prisión de la colonia de Sacramento.
  • Gauchos. Por otro lado, dicen los argentinos que la parrilla fue cosa suya. Concretamente que los gauchos usaban las rejillas en las que se secaban pieles y cueros también para cocinar la carne de esos animales.
  • Asiáticos. También se habla de que la primera de ellas en realidad fue un kamado. Tan sencillo como una vasija de barro o un agujero en la tierra recubierto de arcilla. 

 

En la actualidad existen muchos modelos de barbacoas que podemos encontrar en el mercado de diversas formas y tamaños.

Pero existe un modelo de barbacoa icónico que fue desarrollado por George Stephen en la década de 1940 en Estados Unidos: el “sputnik”.

Stephen trabajaba fabricando boyas, soldando dos medias esferas. Cuando llegaba el buen tiempo, le gustaba hacer barbacoas en su jardín, pero por culpa del viento, muchas veces se le llenaba la carne de cenizas.

Cansado de que esto pasase, le puso tres patas a una de las boyas que fabricaba y añadió la otra media esfera para que funcionase como tapa. Así nació la barbacoa familiar moderna: el sputnik. Llamado así por su similitud con el satélite ruso.

Finalmente, y no menos importante, para realizar una buena barbacoa es muy importante contar con buenos ingredientes.

Para ello, en La Venta Tabanera contamos con los mejores cortes de cerdo Duroc, que gracias a la infiltración de la carne, hará las delicias de los amantes de la barbacoa.

En concreto, además de las tradicionales piezas utilizadas en barbacoas como las tiras de panceta, choricillos o costillas, recomendamos cortes menos conocidos como el lagarto y el abanico.

Puedes conocer más cortes aquí: https://laventatabanera.com/carnes-secretas-descubre-cuales-son-los-mejores-cortes-del-cerdo-duroc/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE
0
    0
    CARRITO
    CARRITO VACIOVOLVER