Costillas de cerdo con arroz, setas y castañas

Ingredientes para 4 personas:

  • 300gr de costillas de cerdo adobadas
  • 300gr de setas de temporada
  • 3 dientes de ajo
  • 200gr de castañas peladas
  • 300gr de arroz bomba
  • 150gr de tomate frito natural
  • 1 copa de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pimentón
  • 2 L de caldo de carne o agua
  • Tomillo fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

En una paellera o sartén que podamos meter al horno, calentamos un buen chorro de aceite y doramos las costillas. Salpimentamos y retiramos.

En ese mismo aceite ponemos los ajos picados, las castañas y las setas troceadas.

Cocinar unos 10 minutos e incorporar las costillas, el laurel, el tomate frito, el arroz y el vino. Cuando evapore un poco el alcohol salamos y cubrimos de caldo (es importante que el caldo este caliente).

Bajar el fuego y dejar cocinar 10 minutos.

Mientras, precalentamos el horno a 180 grados y horneamos el arroz entre 8 y10 minutos o hasta que el arroz este seco al gusto.

Poner por encima un poco de tomillo.

 

Imagen By: Directo al Paladar

 

 

3 comentarios de “Costillas de cerdo con arroz, setas y castañas

  1. Luis dice:

    Hola,
    Gracias por desvelar vuestros secretos culinarios.
    Tengo dos preguntas: ¿la primera parte, (osea, cuando doramos las costillas) sería en el mismo horno? ¿o primero se dora refrito en el fuego?
    La segunda pregunta, me gustaría probar a hacer un híbrido entre este plato y otro que encontré en la web, pero este sería con conejo en lugar de cerdo, ya que el cerdo no le sienta bien a mi esposa. ¿se podría preparar este plato pero con conejo como está aquí? (añadiendo las setas y castañas evidentemente). Muchas gracias!

    • La Venta Tabanera
      La Venta Tabanera dice:

      Buenos días Luis,
      De nada, nos encanta que utilicéis nuestras recetas.
      En cuanto a la primera pregunta, tanto el cerdo, como el conejo hay que dorarlo al fuego, es decir, en sartén con un chorrito de aceite, pero cuidado con carnes como cerdo o conejo, pues si nos pasamos al dorarlas, tras el horneado quedarán muy secas, por lo que intenta simplemente dorarlas, que cojan color y posteriormente se terminen de hacer al horno para que no se resequen.
      Con repecto a la segunda, sin problema, cualquier innovación y prueba es bienvenida, eso sí, ¡tendrás que contarnos cómo de bien te ha salido!

      ¡Feliz Navidad y próspero año nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *